El canciller boliviano, David Choquehuanca, ya se encuentra en Chile, y una vez que ingresó al territorio nacional por el paso fronterizo Chungará aseguró que su visita, junto una delegación de su país, se realiza en “son de amistad”, descartando que busque generar conflictos. 

“Venimos en son de amistad, en son de hermandad. No vamos a ir en ningún momento a alterar ninguna normativa (...) No necesitamos la invitación para construir la hermandad de nuestras naciones”, precisó el ministro de Exteriores de Bolivia. 

La delegación de autoridades bolivianas tiene proyectado visitar los puertos de Arica y Antofagasta para constatar maltratos denunciados por transportistas bolivianos, además de supuestas violaciones al Tratado de 1904 sobre el libre tránsito para el comercio boliviano a ultramar. 

“O’Higgins buscaba la integración, los socialistas buscan integración. Todos queremos integración”, indicó el responsable de la diplomacia boliviana desde Chungará. 

El canciller altiplánico aseguró que su visita cumplió con los protocolos, y que su presencia fue anunciada con cinco días de anticipación a las autoridades chilenas por la vía diplomática. 

Y señaló que por esta razón, al cruzar la frontera, desde La Moneda se le asignó un jefe de seguridad y una patrulla, que lo acompañarán durante su estadía, tal como corresponde a su rango. 

Luego de su cruce de la frontera, David Choquehuanca dijo que pudo ver una fila de al menos 80 camiones bolivianos que esperaban ser atendidos por el complejo aduanero, y que también pudo constatar “el mal estado de la carretera” que une ambos países. 

PUB/VJ