El canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo este domingo que la visita que hará a los puertos del norte de Chile para verificar denuncias de supuestos atropellos a los camioneros bolivianos y de violaciones al Tratado de 1904 no es turística, ni privada, sino de trabajo.

Choquehuanca hizo las declaraciones antes de partir esta madrugada hacia el puerto chileno de Arica junto al vicecanciller Juan Carlos Alurralde; el presidente del Senado, Jose Gonzales, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

En Chile "primero, han dicho que es una visita de turista, luego han dicho que es privada. No es privada, es pública, es una visita de trabajo, estamos yendo a trabajar, estamos yendo a encontrarnos, a conversar, acompañados por medios bolivianos y nos están esperando los medios de comunicación del hermano país de Chile",sostuvo.

El ministro enfatizó que esa presencia de medios muestra que la visita no es privada sino pública y su propósito, enfatizó, es trabajar porque "no hay tiempo para hacer turismo".

La visita está motivada por las denuncias de los transportistas bolivianos de supuestos atropellos y violaciones a sus derechos humanos en los puertos del norte de Chile y de vulneraciones al libre tránsito para el comercio establecido en el Tratado de 1904.

Las autoridades de La Paz sostienen que las obligaciones chilenas para con el comercio internacional boliviano son el resultado del citado tratado firmado tras la guerra del Pacífico (1879) en la que Bolivia perdió su territorio costero ante tropas de Chile.

El ministro boliviano también sostuvo que le causa preocupación escuchar declaraciones provenientes de Chile en sentido de que la comitiva hará esa visita sin haber sido invitada.

"¿Hasta cuándo tenemos que pensar de esa forma? Nuestros pueblos, los presidentes, han decidido construir la integración. Esta visita también es parte de la construcción de la integración", agregó.

Subrayó que las autoridades bolivianas necesitan estar en los puertos del norte de Chile para comprobar las denuncias hablando "con los hermanos de Arica, con los hermanos de Antofagasta, con los hermanos bolivianos, los hermanos chilenos".

"Tenemos que dejar de dividir, de construir fronteras, el propio papa (Francisco) nos ha dado un mensaje de construir puentes (...) Somos hermanos todos los latinoamericanos y cuando uno viene de afuera, aunque no ha sido invitado pues hay que recibirlo bien", sostuvo Choquehuanca.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, instó el sábado a las autoridades de Bolivia a seguir los protocolos diplomáticos en la visita que la delegación boliviana.

"Cuando alguien viene a su casa quisiéramos ser notificados y no que un invitado se vaya a meter en los dormitorios o la cocina sin permiso", señaló Muñoz a los medios.

Además, las autoridades chilenas hicieron llegar hoy una comunicación a Bolivia para recordar la importancia de que toda la comitiva y los medios cuenten con su documentación y cumplan con las normas de ingreso, una petición que desde luego se cumplirá, agregó el ministro boliviano.

Consultado sobre la posibilidad de un encuentro en esta visita con su homólogo de Chile, Choquehuanca dijo que "todo es posible".

La delegación boliviana que viaja por tierra tiene previsto estar este domingo y mañana en Arica y el martes en Antofagasta.

PUB/VJ