El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, afirmó este lunes que hay una política de hostilidad de parte de Bolivia, tras la insistencia del presidente Evo Morales de recurrir nuevamente a la Corte Internacional de La Haya, esta vez por el río Silala.

Muñoz se reunió hoy con la Presidenta Michelle Bachelet y con ex cancilleres de Chile para abordar los alcances de una posible demanda de Bolivia por el uso de las aguas del Silala.

Según Muñoz, "lo que hay aquí, más allá del río Silala, es una política de hostilidad hacia Chile, probablemente por la desesperanza que sienten respecto a la demanda marítima, porque saben que no van a conseguir el resultado buscado, es decir la soberanía, porque eso no está en juego en el juicio presente en La Haya".

El secretario de Estado agregó que "la comunidad internacional se dará cuenta claramente que aquí ya no es el mar, ahora son los ríos, y cualquier excusa para un planteamiento hostil hacia nuestro país y eso va a debilitar la posición internacional de Bolivia".

En línea con lo asegurado por la Presidenta Bachelet, el jefe de la diplomacia chilena reafirmó que Chile "ejercerá las acciones para contrademandar a Bolivia para que nuestros derechos al uso de aguas compartidas de un río internacional queden plenamente salvaguardados".

Inmediatamente después de la audiencia con la Presidenta de la República, el ministro Muñoz encabezó un encuentro con ex cancilleres para analizar esta nueva situación.

A esta reunión de trabajo asistieron Soledad Alvear, Hernán Felipe Errázuriz, Alejandro Foxley, Alfredo Moreno, Miguel Schweitzer e Ignacio Walker.

PUB/CM