“El anuncio del Presidente Morales de contrademandar era previsible. Lo importante es que Chile ha determinado los términos de la contrademanda boliviana”. Con esas palabras, el canciller Heraldo Muñoz le restó importancia al anuncio hecho esta mañana por Evo Morales, en relación a contrademandar a nuestro país en La Haya en relación al tema del río Silala.

“Chile, al anticiparse y demandar a Bolivia determina cuándo -en primer lugar- se podrá contrademandar. Es decir, Bolivia tendrá que presentar una contramemoria, luego que Chile presente una memoria. Estamos hablando de un año o más. Y, segundo, no se podrá referir a otro objeto que a la cuestión planteada por Chile en la demanda”, dijo Muñoz.

Y agregó que “primero, nos anticipamos. Segundo, hemos definido los términos de la contrademanda boliviana eventual. Primero tiene que haber la memoria chilena, es decir, la elaboración de la demanda que hemos presentado. Eso tomará 10 meses, un año, eso se tiene que determinar cin el presidente de la Corte. Y luego vendrá la contramemoria boliviana, dentro de la cual se puede contrademandar. Pero eso está determinado por lo que nosotros hemos planteado inicialmente con la demanda”.

El ministro de Exteriores chileno dijo estar muy tranquilo y muy satisfecho con el respaldo amplio obtenido de todos los sectores, de los ex presidentes y de los ex cancilleres, y ante la consulta acerca de qué gana Chile con la demanda, dijo que es fijar los términos del debate.

“Lo que gana es, en primer lugar, decirle a la Corte que se tiene que pronunciar sobre el hecho que el río Silala es un río. Y segundo, que por lo tanto tiene que haber un uso equitativo y razonable de esas aguas. Y eso es lo que tiene que responder Bolivia”, precisó.

En torno a los dichos de Morales, relativos a que la demanda de Chile estaría buscando ocultar los problemas internos del país, el canciller fue categórico al negar eso. “Absolutamente nada que ver. ¿Ustedes creen que una demanda seria, profesional, contundente, como la que ha presentado nuestro país se elabora de un día para otro, de una semana para otra?”.

“Hemos estado consultando con expertos nacionales e internacionales desde hace meses, alrededor de tres meses desde el momento en que Bolivia amenaza con demandarnos. Ahí empezamos a trabajar en la posibilidad de nosotros demandar si teníamos todos los elementos de juicio, toda la evidencia de hecho y de derecho. Cosa que hemos reunido, y tenemos el pleno convencimiento que esta demanda va a tener un fin positivo para nuestro país”, finalizó el canciller Muñoz.

PUB/NL