El canciller Heraldo Muñoz afirmó que Rafael Garay estaría dispuesto a regresar a Chile, ya que el "economista" habría manifestado esta intención al cónsul de Chile en Rumania. 

Los dichos del ministro de Relaciones Exteriores se dieron horas después de que el ingeniero comercial saliera en su defensa ante los medios chilenos y rumanos. 

Muñoz señaló que Garay fue "detenido en virtud de la alerta roja presentada por la Interpol Chile, y él está detenido por 20 días. Nuestro cónsul en Rumania ha estado en contacto con él, varias veces incluso durante el fin de semana y lo que se espera es que durante ese plazo los tribunales nacionales encarguen por la vía de la Cancillería la solicitud formal de extradición".

Agregó que como autoridades, están enterados de la solicitud de asilo político por parte de Garay, pero que por otra parte el señor Garay le ha expresado directamente a nuestro cónsul su disposición de regreso voluntario a Chile".

El canciller dijo que "aquí hay dos versiones distintas que deberán ser compatibilizadas en algún momento. En el intertanto, la Cancillería está a la espera de la decisión de tribunales de la formalización y luego de la presentación de la solicitud de extradición".

"Quedamos a la espera de si efectivamente el señor Garay tiene la disposición voluntaria de presentarse en los tribunales, donde está siendo formalizado por un delito común, no por persecución política de ninguna clase. Así que quedamos a la espera de lo que pueda determinar el poder judicial", sentenció.

Ante los dichos del ingeniero comercial sobre que los medios "han creado un monstruo en base a mentiras" y una supuesta persecución, el canciller manifestó que "una solicitud de asilo tendría que ser por persecución política, no por la libre expresión y libertad de prensa a la cual tienen derecho todos los medios de comunicación, eso no es causal en los convenios internacionales para el otorgamiento de refugio político".

"Quedamos a la espera de si efectivamente el señor Garay tiene la disposición voluntaria de presentarse en los tribunales, donde está siendo formalizado por un delito común, no por persecución política de ninguna clase. Así que quedamos a la espera de lo que pueda determinar el poder judicial", finalizó el secretario de Estado. 

 

PUB/CF