El canciller chileno, Heraldo Muñoz, decidió responder a las declaraciones del Presidente de Bolivia, Evo Morales, tras los dichos que el mandatario boliviano emitió sobre el río Silala, el que nace en territorio antiplánico.

El Presidente Morales señaló que Chile debe “reconocer el uso ilegal” de las aguas y que además desde Chile no se puede hablar de “un río internacional”, por lo que comentó que se estaban evaluando “alternativas jurídicas” en contra del actual Gobierno.

El argumento del Presidente Boliviano durante la celebración del Mes del mar en su país: “El 20 de julio de 1908 la empresa chilena inglesa The Antofagasta y Bolivia Railway Company Limited presentó una solicitud de concesión de aguas para alimentar con agua a sus locomotoras y en octubre de ese mismo año el prefecto entregó esa concesión”, comentó Evo Morales.

Luego de estas declaraciones decidió mostrar por primera vez el mapa que viene adjunto al Tratado de 1904 en el que se puede apreciar que el río Silala es internacional.

“Este mapa es decidir y es un antecedente muy importante para nosotros, porque Chile siempre ha defendido la integridad del Tratado de 1904 que fijó las fronteras de manera definitiva entre ambos países”, comentó Muñoz.

Además el ministro de Relaciones Exteriores comentó que lo que está haciendo el Presidente Morales es un “voladero de luces”

“Esto es un voladero de luces, una utilización política de un tema en el contexto que conocemos en Bolivia. Es importante que se cuide de este estudio que han dicho que van a elaborar sobre la posibilidad de recurrir a una instancia internacional, porque si eso llegase a ocurrir, Chile podría contrademandar a Bolivia por los derechos que nos asisten en el uso de las aguas del río Silala”, agregó el canciller.

PUB/ SQM