Durante este lunes el canciller (s), Edgardo Riveros, analizó los dichos del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien en una ceremonia oficial el pasado 14 de febrero calificó como una acción "injusta" y "cobarde" la actuación de las tropas chilenas en el conflicto bélico que enfrentó a ambas naciones.

El personero señaló que las palabras del mandatario altiplánico "reafirman la tesis sostenida por Chile. Esto es que lo que busca el Gobierno boliviano es en definitiva alterar el tratado de 1904", en relación a que La Paz habría sido obligada a suscribir dicho acuerdo.

"Chile no se deja llevar por un lenguaje agresivo. Estamos confiados en la solidez de nuestros argumentos históricos y jurídicos, que haremos valer ante la Corte Internacional de Justicia", indicó Riveros según consignó Emol.

Evo Morales, durante una ceremonia realizada en Cochabamba, aseguró que "ahora estamos en otros tiempos y mediante la justicia y verdad (queremos) volver al Pacífico", en referencia a la demanda que se dirime en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde Bolivia pide que Chile se comprometa a negociar en firme una solución a su centenaria reivindicación marítima.

Bolivia defiende el argumento de que perdió su territorio costero en una invasión, y no una guerra, ya que pasó más de un mes desde que las tropas chilenas tomaron la localidad litoral de Antofagasta hasta que las tropas bolivianas resistieron el ataque.

El país andino, según recordó en dicha oportunidad Morales, asegura que la riqueza en recursos naturales de los territorios invadidos por Chile y la falta de un acceso al Pacífico han supuesto la pérdida de un 2,7 % de producto interior bruto (PIB).

Por último, el jefe de Estado boliviano consideró que esta acción tuvo lugar "aprovechando tal vez esa debilidad de aquellos tiempos".

PUB/VJ