El canciller Heraldo Muñoz reaccionó a las afirmaciones de su homólogo boliviano, David Choquehuanca, quien señaló a una radio del país altiplánico que Chile no respetaba el tratado de 1904 dado que, desde 1998, ponía trabas a la carga de minerales provenientes del país altiplánico en el puerto de Antofagasta.

En relación a las dificultades para la exportación de minerales bolivianos a través del principal puerto de la II Región de nuestro país, el secretario de Estado boliviano manifestó que “encontramos que en 1998 ya nos habían sacado de los puertos. Los minerales llegaban al muelle, pero en 1998 ellos (Chile) nos sacan a 38 kilómetros del puerto y es en complicidad con algunas autoridades de la Cancillería (boliviana) de ese entonces”.

El canciller Muñoz - quien se encuentra en París, reunido con el equipo jurídico de Chile que prepara la contramemoria de nuestro país ante la demanda marítima boliviana presentada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya - destacó las contradicciones de la cancillería boliviana en las imputaciones referentes a la situación del puerto de Antofagasta.

Ante el anunció de Choquehuanca de que su país emprendería acciones en virtud de la supuesta falta de respeto de Chile hacia las garantías de tránsito libre e irrestricto de Bolivia hacia los puertos chilenos, obligaciones impuestas por el tratado de 1904, el canciller Muñoz manifestó que "Bolivia siempre ha tenido un problema con el respeto al Tratado de 1904".

Y en la misma línea agregó luego que “es interesante que ahora el canciller boliviano vuelva a insistir, no sobre este artilugio sobre la obligación de negociar, si no que sobre la existencia y el respeto a este tratado, que Bolivia siempre ha buscado revisar”.

Respecto delobjetivo de la contramemoria el canciller Muñoz aclaró que "lo que hay que abordar es la supuesta existencia de una obligación de negociar y a eso nos vamos a dedicar en los próximos días. Se va a dedicar el Agente, los abogados internacionales y los abogados nacionales".

PUB/CM