El ministerio de Relaciones Exteriores le recordó este miércoles al Poder Judicial que las relaciones internacionales le corresponden al gobierno de turno y los demás órganos del Estado no están habilitados para intervenir en esta materia. 

De esta manera, la Cancillería se refirió al fallo de la Corte Suprema por el cual el máximo tribunal del país recurrirá por su propia cuenta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA para que le informe sobre la situación de dos disidentes venezolanos Leopoldo López y Daniel Ceballos, presos en su país. 

Según un comunicado, esta resolución de la Corte Suprema "no tiene precedentes y requiere de un profundo análisis". 

Cancillería señaló que la conducta invariable del Gobierno es de pleno acatamiento de los fallos del Poder Judicial, pero en el ámbito internacional, la conducción de las relaciones exteriores le corresponde al Gobierno respectivo en representación del Estado. 

"Otros órganos del Estado no están habilitados para intervenir en actos de la esfera internacional propios del Ejecutivo", enfatizó el ministerio de Relaciones Exteriores. 

También recalcó que la Constitución, en su Artículo 32 N°15, le entrega al Presidente de la República la facultad especial de conducir las relaciones internacionales con otras potencias y organizaciones internacionales, con exclusión de la intervención de otros órganos del Estado. 

PUB/VJ