El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó las declaraciones emitidas durante este lunes por el Gobierno de Venezuela, quien criticó el "injerencismo" de Chile luego que desde Cancillería se exigiera el cumplimiento de garantías aplicables en el caso del periodista chileno Braulio Jatar, detenido por la policía política de aquel país durante las protestas en contra de Nicolás Maduro.

"El Gobierno de Chile rechaza categóricamente el comunicado de la República Bolivariana de Venezuela, que ataca la decisión de Chile de velar por los derechos del connacional Braulio Jatar, y que, además, anticipa juicios en relación a las imputaciones formuladas contra el Sr. Jatar, las que, en un sistema democrático de derecho, sólo pueden ser dirimidas en el marco de un proceso llevado a cabo ante tribunales competentes, independientes e imparciales, debiendo garantizarse al imputado la presunción de inocencia", explica la misiva.

Y agrega: "no aceptamos la aseveración que la preocupación manifestada por la situación de los derechos humanos del Sr. Jatar constituye un supuesto 'inadmisible injerencismo' en los asuntos internos de Venezuela. Hoy está suficientemente establecido que la promoción y defensa de los derechos humanos no tiene fronteras, es un asunto de legítima preocupación internacional y, de hecho, constituye una conquista de la comunidad internacional".

Finalmente, el Gobierno anuncia que "persistirá en su exigencia al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que dé cumplimiento a las garantías aplicables a la detención de toda persona, a las cuales el Gobierno de ese país se encuentra obligado en virtud de los tratados internacionales en materia de derechos humanos".

PUB/SVM