El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó en forma categórica las aseveraciones de la cancillería de Venezuela por presuntos maltratos a un ciudadano de ese país por parte de Carabineros. 

"El Gobierno de Chile condena todo abuso policial. Respecto a esta situación, cabe señalar que, tan pronto fueron conocidos los hechos, las autoridades del Gobierno y de Carabineros impartieron las instrucciones pertinentes para dar inicio a una inmediata investigación de lo sucedido de acuerdo a las normas que rigen el Estado de Derecho plenamente vigente en Chile", señaló la cancillería chilena en una declaración. 

De acuerdo a las versiones de prensa, el ciudadano venezolano Carlos Díaz concurrió en auxilio de un ciudadano haitiano que había sido detenido en un procedimiento de Carabineros. Tras su detención, Díaz habría sido objeto de insultos xenófobos. 

"El señor Díaz pocas horas después de su detención quedó en libertad y en todo momento contó con las prerrogativas de asistencia consular a que tiene derecho de parte de las autoridades venezolanas, conforme lo establece la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, así como también, en cuanto a las garantías aplicables a la detención de toda persona y que todos los Gobiernos están obligados a respetar en virtud de los tratados internacionales en materia de derechos humanos", afirmó la cancillería chilena. 

"Como el Comunicado venezolano alude al cumplimiento del Derecho Internacional, el Gobierno de Chile le recuerda al Gobierno Bolivariano que Chile forma parte del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, incluida la competencia otorgada a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de tal forma que una persona que sienta violados dichos derechos tiene la posibilidad, una vez agotados los recursos internos, de recurrir a la Comisión Interamericana y a través de ella a la propia Corte, cuyos fallos han sido cumplidos íntegramente por Chile", añadió el comunicado. 

"Sorprenden y resultan inaceptables las expresiones e imputaciones utilizadas por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, toda vez que ellas están dirigidas a un país en que impera el estado de derecho, que vela por el amplio respeto de los derechos humanos, donde existe plena separación entre los poderes del Estado y está inserto en el sistema de protección internacional de derechos humanos", enfatizó el ministerio de RREE chileno. 

PUB/SVM