La futura concejal fue enfática en señalar que "el rodeo es una tradición cruel que ya no debe ser financiada por la Municipalidad de Santiago". Por eso protagonizó una manifestación en contra de esta actividad junto a organizaciones animalistas que se oponen al maltrato que sufren los novillos en este tipo de prácticas.

Bajo el slogan No + Rodeo la joven mujer sostenía un cartel que decía "abolición" en la arena del lugar, mientras intentaba no ser derribada por los guardias que cuidaban el desarrollo de la actividad.

Fueron momentos tensos que concluyeron con unos 30 maristas tes detenidos, entre los que, obviamente, se encontraba la candidata.

Ana María Sermeño tiene 37 años y es candidata a concejal por el Partido Demócrata-cristiano, campaña que realiza después de haber ganado su cupo en las primarias de la agrupación política.

Su amplia vocación social se ve reflejada en el gran apoyo que ha escindió de los vecinos de la comuna, lugar donde vive desde hace varios años. Es una de las candidatas más revolucionarías dentro de su partido.

PUB/NL