La candidata del PRO a la alcaldía de Santiago, Patricia Morales, acusó intervencionismo electoral detrás de la formalización al candidato presidencial de su partido, Marco Enríquez-Ominami, y apuntó al fiscal Pablo Gómez como el responsable. 

Morales sostiene que personas tanto de la oposición como de la Nueva Mayoría han realizado maniobras para perjudicar sus candidaturas, diciendo incluso que "a mí misma, cuando se anunció que yo iba a ser candidata, me trataron de bajar. Pues bien, igual decidí inscribirme en el Servel". 

"Al día siguiente de inscribirme como candidata por Santiago, me llamaron de la Fiscalía para pedirme mi testimonio como testigo. A mí me encantaría preguntarle entonces al mismo fiscal Gómez cuál es el criterio para no formalizar a Carolina Tohá", sentenció. 

El ex parlamentario y candidato presidencial enfrentará cargos por delitos tributarios vinculados a la facilitación de facturas ideológicamente falsas por 362 millones de pesos a la minera SQM, supuestamente, financiar su campaña presidencial de 2013. 

"Es imposible que un candidato presidencial esté enterado de todas las cosas relacionadas con los proveedores, sino pregúntale a Sebastián Piñera si él estaba enterado de todas las facturas y proveedores", indicó Morales. 

"Me parece realmente que acá hay un intervencionismo electoral brutal por parte del fiscal Gómez, pero estoy confiada que acá quien decide en definitiva lo que pasa es la justicia", añadió. 

"Nosotros pedimos un juicio oral y me queda clarísimo -y estoy confiada- en que el abogado de Enríquez-Ominami expondrá toda su defensa en plenitud, y que saldremos absolutamente limpios de este tema y podremos continuar no sólo con la campaña municipal, sino también con la campaña parlamentaria y presidencia, porque por secretaría el fiscal Gómez no nos va a sacar", concluyó.

PUB/CM