Carabineros de Chile se encuentra trabajando para solucionar la polémica suscitada por la no entrega en junio y julio pasados de la gratificación especial de riesgo, también conocida como "bono de riesgo", a unos 40 mil de sus funcionarios en todo el país.

El beneficio, que se entregó hasta mayo de este año, dejó de otorgarse a raíz de observaciones administrativas hechas por la Contraloría General de la República.

De acuerdo a lo consignado por el canal 24 Horas, algunos funcionarios de la policía uniformada afirmaron que la pérdida del bono les afectó directamente en su presupuesto familiar.

Ante la situación, y a través de una declaración pública, la institución policial afirmó que está trabajando en solucionar el problema, y que en ello han "estado participando directamente el general director, el contralor general y los equipos asesores".

Y agregó que "se seguirá cumpliendo las labores con profesionalismo para brindar seguridad a todos los chilenos (…) Carabineros de Chile quiere transmitir a sus carabineros que para la institución el bienestar de ellos y sus familiares es y será siempre su prioridad".

PUB/NL