Luego de los peritajes realizados durante la semana, el Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), la policía uniformada indicó que la causa del incendio que destruyó por completo el Mercado Modelo de Temuco, se originó por una explosión de gas ocurrida en el interior del recinto.

Así lo confirmó el jefe del Labocar de la capital de la Región de La Araucanía, comandante Carlos Ramírez, quien precisó que la explosión ocurrió entre los locales 24 y 25 del primer piso del histórico edificio.

Cabe hacer mención que, en un primer momento, se sindicó como responsable a un fontanero que realizaba trabajos en el interior del edificio, acusaciones que negó durante el fin de semana.

El funcionario policial, dijo no obstante, que aún no existen datos que permitan establecer con claridad cuál fue la causa del estallido, por lo que se continúa trabajando para establecer si existió una fuga de combustible previa o respondió a una manipulación errada.

El informe será entregado a la Fiscalía local a cargo de la investigación del siniestro, y a junto a ellos se espera que Bomberos de Temuco de cuenta de los resultados de las mediciones instrumentales realizadas durante el fin de semana en los locales comerciales colindantes al derruido recinto, para determinar los niveles de monóxido de carbono presentes en la zona.

Las mediciones contemplaron la revisión de las redes de alcantarilla, agua potable y ductos de aguas lluvias existentes en el perímetro donde se alza la hoy siniestrada estructura, construida en 1930 en la capital de La Araucanía.

El siniestro afectó a casi mil personas y provocó millonarias pérdidas a comerciantes establecidos y dejó en la incertidumbre a cientos de trabajadores dependientes e independientes del centro de abasto símbolo de la ciudad.

Justamente este fin de semana, el ministro de Economía, Luis Céspedes, se trasladó a la capital de La Araucanía para coordinar la ayuda en terreno y ratificó la voluntad del Gobierno de entregar ayuda a los afectados.

Los primeros pasos a seguir por el Ejecutivo, según confirmó el ministro Céspedes, es realizar un catastro, una suerte de ficha económica de emergencia que permitirá cuantificar las pérdidas, número de trabajadores dependientes y nivel de deuda de los comerciantes del recinto.

“Lo más importante es que lo antes posible los locatarios puedan recuperar sus fuentes de ingresos y que se evite la pérdida de fuentes de trabajo, por lo que debemos que actuar con rapidez”, dijo el titular de Economía.

Céspedes aseguró que se está trabajando para que se definan los apoyos necesarios para que, principalmente las pymes, puedan reemprender para recuperar su maquinaria y mercadería, a través de Sercotec y para aquellas empresas que son más grandes, lo puedan hacer mediante programas de Corfo.

Céspedes se reunió además con representantes del BancoEstado, entidad que confirmó que postergará hasta por cinco meses el pago de deudas sin intereses y entregará créditos blandos con periodos de gracias de hasta 12 meses, para que los afectados puedan recuperar sus fuentes de ingresos.

PUB/CM