Esta mañana, Fuerzas Especiales de Carabineros desalojó tres de los liceos tomados por estudiantes, en la comuna de Santiago.

El primer operativo se realizó en el Instituto Nacional, donde los efectivos fueron recibidos con bombas molotov y objetos contundentes, así lo especificó el comandante Mauricio Lermanda.

"Dimos cumplimiento a una resolución de la Intendencia, que disponía la restitución del colegio, desplegamos una estrategia que nos permitió ocupar el colegio sin que fuera advertida nuestra presencia, pero los alumnos al verificar ello nos recibieron con objetos contundentes, bombas de pintura y particularmente bombas molotov", explicó.

"Nos lanzaron tres o cuatro bombas molotov y aprovecharon esta oportunidad para huir del lugar saltando los cercos e ingresando a la Casa Central de la Universidad de Chile. Lamentablemente no logramos la detención de los ocupantes", precisó.

El Liceo Amunátegui y el Liceo Cervantes también fueron desalojados durante esta jornada, sin mayores incidentes.

Mientras tanto, estudiantes del Internado Nacional Barros Arana (Inba) confirmaron que presentarán una querella en contra de Carabineros, como también un recurso de protección a favor de los estudiantes que resultaron detenidos en el desalojo del recinto.

Javier Pavéz, secretario ejecutivo del centro de estudiantes indicó que la querella apunta a esclarecer las razones por las que un efectivo policial desenfundó su arma de servicio.

"Junto a la Municipalidad se van a sumar a la denuncia que hicimos nosotros como estudiantes contra el cabo Rivera, quien sacó su arma de servicio y apuntó a cerca de 12 estudiantes", dijo.

"Por eso nosotros encontramos pertinente que se inicie una investigación a través de una querella y una investigación sumaria que va a realizar la institución de Carabineros", precisó.

PUB/CM