Carabineros de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) desarticuló una banda que se dedicaba al robo y desarmaduría de vehículos en La Cisterna.  La pista que logró la captura de los delincuentes fue el hallazgo de un autmóvil von las chapas reventadas a sólo metros del centro de operaciones de la banda, que utilizaba una casa particular como fachada.

Personal especializado perició en el lugar, motores de automóviles, parabrisas y puertas de distintos vehículos. Las piezas eran adulteradas para su posterior comercialización.

En el operativo se lograron recuperar dos camionetas, además de distintas partes de vehículos, que habrían sido robados durante este año, avaluados en 30 millones de pesos.

Las piezas mecánicas halladas, serán periciadas y posiblemente relacionadas con distintos robos de la Región Metropolitana.

El capitán Hardy Huenul de la Dirección de investigación Criminal señaló “este modus operandi ataca principalmente vehículos de un costo no mayor a los 10 millones de pesos, asimismo, son adulterados para posteriormente ser comercializados sin rastro de haber sido robados y en otros casos, desarmados y vendidos por parte”.

Un integrante de la banda, identificado con las iniciales P.A.A.G de 18 años, quien no mantiene antecedentes penales, fue detenido en el lugar. Carabineros sigue tras la pista del resto de la banda.