Durante 24 horas Carabineros realizó servicios especiales en todo el país planificados mediante diversos análisis, con el propósito de detener a individuos prófugos de la Justicia. Los operativos derivaron en la captura de 854 sujetos requeridos por los tribunales, mientras que 722 fueron detenidos por delitos flagrantes.

“Esta es la frontera entre la delincuencia y la ciudadanía (...) el temor tiene que ser de los delincuentes, que sientan la mano, la presión de Carabineros”, sostuvo el General Ricardo Solar, Jefe de la Zona Metropolitana.

El oficial agregó que aquellos sujetos que registraban órdenes vigentes, son “personas que tienen reiteración de detenciones por parte de Carabineros y por ende tienen reincidencia delictual, esas personas ahora no están a delinquiendo”.

En la Región Metropolitana hubo 930 detenidos, de los cuales 524 estaban prófugos. Consultado sobre de qué manera Carabineros logra dar con el paradero de sujetos requeridos por los Tribunales de Justicia, Solar señaló que “es inteligencia policial, los servicios no son al azar".

"Tenemos un Plan Nacional de Operaciones y en base a eso nosotros operamos. Determinamos cuáles son nuestros blancos, cuál es la injerencia de ese delincuente en la comisión de reiteración de ilícitos”, cerró.

PUB/VJ