Tras cinco días de viaje en bus desde su natal Guayaquil, una madre de origen ecuatoriana logró finalmente reunirse en nuestro país con su hija de solo siete años, quien arribó el pasado mes de abril junto a su abuelo paterno y sobre quien no tenía noticias desde esa fecha.

Todo comenzó, de acuerdo a lo consignado por la policía uniformada, cuando la Sección de Búsqueda de Personas de Carabineros (SEP) recibió un requerimiento internacional del consulado de Ecuador en Chile y de la agregaduría policial de Ecuador en Chile, luego de una denuncia realizada por Lisette Fabré reportando la desaparición de la menor.

"Una vez recibida la presunta desgracia personal de esta unidad especializada comenzó las labores de búsqueda que finalizaron durante la tarde de ayer (miércoles) ya que dimos con el paradero de la menor en la comuna de Buin, siendo trasladada hasta esta unidad policial donde se reencontró con su madre", afirmó el Teniente Óscar Valdés, de la Dirección de Investigación Criminal.

La madre, a su vez, expresó que "luego de salir del país (el abuelo y su hija) nunca más me contactaron, yo estaba desesperada sin tener noticias de mi bebé".

Junto con destacar el trabajo coordinado entre el consulado de Ecuador en Chile y Carabineros con el fin de ayudar a esta madre, la policía uniformada recordó que en estos casos es de suma importancia hacer la denuncia por presunta desgracia, ya que con ello se comienzan las diligencias para dar con el paradero de las personas desaparecidas sin diferencias edad, sexo, condición social ni nacionalidad.

Ahora, madre e hija viajarán en los próximos días de regreso a Ecuador.

PUB/VJ