Un insólito caso fue el que protagonizaron dos carabineros en Antofagasta.

Los uniformados se encontraban en pleno procedimiento por una denuncia de robo en la botillería “La Pirámide” de Tal Tal, cuando -aprovechando que sus compañeros se alejaron para efectos de la investigación- ambos habrían aprovechado para sustraer 1 millón 400 mil pesos, cifra que luego se habrían repartido en partes iguales.

Según los antecedentes proporcionados por el denunciante, la Fiscalía de Taltal y el personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la primera comisaría de Antofagasta, las grabaciones de las cámaras de seguridad mostrarían el momento exacto en que el hurto habría sido llevado a cabo.

Uno de ellos decidió declarar y devolver los 700 mil pesos que se habría adjudicado, mientras el otro habría mantenido silencio y no habría devuelto el dinero.

Ambos Carabineros fueron dados de baja y quedaron con firma quincena, prohibición de acercase a la víctima y de comunicarse entre ellos mientras la investigación esté en curso por un plazo de 100 días.

 

PB/MC