Cerca de 300 pobladores, entre feligreses, jóvenes y adultos mayores, tomaron parte de la representación del tradicional Vía Crucis de Viernes Santo que se realizó en la comuna de La Pintana, y en la que participó el cardenal arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati.

El jefe de la Iglesia Católica chilena se trasladó hasta esa populosa de la zona sur de Santiago, luego de celebrar la ceremonia religiosa de Viernes Santo “Lectura de la Pasión y Adoración de la Cruz”, en la Catedral Metropolitana.

La procesión comenzó en el Parque El Roble y luego recorrió las distintas calles que rodean el sector de la Parroquia San Esteban Martír de La Pintana, para representar las 14 estaciones que recorrió Jesucristo desde Jerusalén hasta su crucifixión.

Durante el trayecto, el Arzobispo de Santiago, recordó los problemas actuales que vive la comuna, y valoró la participación de los feligreses.

“Siempre viene muy bien hacer el camino de la Cruz como lo hacemos todos los años en sectores donde la pobreza y los problemas están golpeando la puerta y el corazón de mucha gente”, exhortó. 

PUB/VJ