El Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, durante la tradicional Bendición a los Trabajadores, actividad que marca el inicio a la Semana del Trabajo 2016, dijo que en la iglesia Católica existe el consenso de que la idea de un “sueldo ético” de 400 mil pesos debe contemplar el respeto por la dignidad del trabajo y con ello lo que implican todas las necesidades de la familia.

“Como Iglesia estamos reflexionando sobre la dignidad del trabajo. Un sueldo ético debe reconocer la dignidad del trabajo, las necesidades de las familias, el acceso a la educación, la salud, la vivienda y un tema que a veces es olvidado, la posibilidad de que la familia pueda ahorrar y tener una garantía para su futuro”, dijo el Arzobispo ante más de 200 trabajadores que desempeñan labores de aseo y ornato.

Este año, el grupo escogido para representar a todos los trabajadores de la ciudad, fueron las trabajadoras y trabajadores del aseo, agrupados en la Federación Nacional de Trabajadores de Empresas ISS (FETRAISS), que cuenta con alrededor de 14 mil socios a lo largo del país.

“Su trabajo se vuelve emblemático ya que nos recuerda que debemos hacer limpieza del alma humana. Que su trabajo sea un estímulo para que la sociedad se limpie de toda basura que impide que nuestra sociedad sea más justa”, dijo el cardenal.

PUB/MM