Minutos antes de la medianoche el Senado terminó la discusión en particular del proyecto de Carrera Docente, cuerpo legal que fue despachado y ahora pasará a la Cámara de Diputados para su tercer trámite legislativo.

Una vez finalizada la votación la ministra de Educación, Adriana Delpiano, agradeció el apoyo de los legisladores y aseguró que se dio un "gran paso".

"Más allá de las divergencias que se presentaron aquí, y que corresponden a miradas distintas, me quedaría con que el 95% de este proyecto fue aprobado en todas las comisiones", complementó la secretaria de Estado.

El proyecto de Carrera Docente aprobado por el Senado beneficiará a más de 200 mil profesores desde el 2017 al 2026, lo que corresponde al 92% de la matrícula chilena y significará una inversión de 2.300 millones de dólares.

Uno de los puntos más polémicos de la tramitación se centró en una indicación que permitía que instituciones con fines de lucro pudieran participar en la capacitación de los profesores, artículo que había sido aprobado por la Comisión de Educación y ratificada por la mayoría de la Comisión de Hacienda.

No obstante, la disposición fue rechazada en sala con 13 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones, evitando de esta forma el paso a comisión mixta.

Entre otros puntos, se logró unanimidad en el concepto de "una mayor descentralización" del proceso de Acompañamiento Profesional Local, además de reconocer el buen despeño de los establecimientos, los cuales podrán ser autónomos en su inducción y mentoría.

Con esto, los establecimientos educacionales instaurarán procesos de mejora continua de sus docentes, desde el primer año de ejercicio y durante su permanencia en el mismo en calidad de docentes.

En cuanto a la asignación de reconocimiento por docencia en establecimientos de alta concentración de alumnos prioritarios, la sala votó de manera positiva por 32 votos favorables.

En las tribunas del Senado se encontraba el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo.

PUB/VJ