Después de casi cuatro horas, el ex alcalde de Ñuñoa Pedro Sabat terminó su declaración como imputado en el caso Basura, en la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente.

La diligencia se desarrolló ante el fiscal José Antonio Villalobos, y tiene como antecedentes una investigación por los delitos de fraude al Fisco, enriquecimiento ilícito y negociación incompatible, relacionados con las irregularidades en la licitación del retiro de los deshechos domiciliarios de esa comuna.

A la salida de su declaración ante el fiscal, Sabat señaló que había entregado “toda la información que se pudiera ocurrir”, y agregó que esta es una acusación recurrente. “Es la típica acusación que hay cada cuatro años de los mismos personajes, que todavía no soportan que les gane las elecciones, una detrás de otra”.

Agregó que este tipo de acciones en su contra tiene un origen político y que es “de personas desquiciadas, además”.

En relación a la pérdida del computador que él utilizó mientras fue alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat indicó que le había entregado al fiscal Villanueva su respaldo informático. “Le entregué todo lo que tenía yo en mi disco duro”,

La causa en contra del ex alcalde se generó en la denuncia interpuesta por un grupo de concejales de Ñuñoa y la indagatoria registra efectivamente la desaparición de un computador que utilizó en su mandato, lo cual fue denunciado por la actual administración comunal.

Pedro Sabat es cuestionado por la licitación de la recolección de basura en la comuna de Ñuñoa, la que fue adjudicada a la empresa KDM en el año 2012 por un monto superior a los tres mil millones de pesos anuales.

También, además de señalar que se encuentra tranquilo, advirtió a quienes lo denunciaron, porque no descarta iniciar acciones legales en contra de ellos.

PUB/CM