Más de 7 horas duró la declaración de Mauricio Valero, dueño del 50% de Caval, ante el fiscal regional de O´Higgins, Luis Toledo, quien investiga supuestos delitos vinculados a la compra y venta de terrenos en Machalí por parte de esa sociedad que también pertenece a Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Michelle Bachelet.

Valero fue citado en calidad de imputado. Llegó a las 10 horas a la fiscalía ubicada en Rancagua y se retiró pasadas las 5 de la tarde sin hacer declaraciones, a bordo de un vehículo y ocultando su rostro. Se trata de la primera vez que Valero comparece ante el fiscal Toledo, quien estuvo acompañado del fiscal ayudante en la causa, Sergio Moya.

El fiscal Toledo investiga supuestos delitos de negociación incompatible, violación de secreto, tráfico de influencias, cohecho, soborno y otros ligados a la compra por $6.500 millones del paño de 44 hectáreas en Machalí por parte de Caval, que posteriormente vendió en $9.000 millones.

Hasta el momento, la fiscalía no ha determinado fechas para la formalización de los imputados y sólo sigue las diligencias en el caso con citaciones a prestar declaración. En esta causa no se ha querellado el Servicio de Impuestos Internos, debido a que, según su director Fernando Barraza, no tiene los elementos necesarios para iniciar acciones legales por presuntos delitos tributarios.

En esta causa ya han declarado Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta, quien lo hizo dos veces, y su esposa Natalia Compagnon. También concurrió ante el fiscal Toledo el síndico de quiebras Herman Chadwick, quien facilitó la compra de los terrenos y quien en su declaración reconoció sus vínculos con Mauricio Valero.

PUB/CM