La titular del Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, jueza Daniela Guerrero, decretó este lunes medidas cautelares de arresto domiciliario total y arraigo nacional para el desaforado senador Jaime Orpis, formalizado por cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios en el caso Corpesca.

Los alegatos sobre las medidas cautelares de Orpis fueron suspendidas hace dos semanas, debido a que el tribunal no había sido notificado formalmente del desafuero dictado por la Corte Suprema.

Dicha comunicación se materializó recién el miércoles pasado, por lo cual las audiencias se retomaron el jueves. Se esperaba una resolución el viernes, pero eso no ocurrió hasta hoy.

La defensa de Orpis había señalado en sus alegatos que la ex diputada Marta Isasi, formalizada por los mismos delitos, había quedado sujeta a las medidas cautelares de arresto domiciliario y arraigo y que, por lo tanto, no se justificaba la prisión preventiva del senador. 

La jueza dio por acreditados todos los ilícitos y la participación de Orpis en ellos. 

PUB/VJ