La fiscal Ximena Chong, uno de los persecutores del caso Corpesca, se mostró conforme con la decisión de la jueza Daniela Gajardo, que no concedió la prisión preventiva del desaforado senador Jaime Orpis, pero que sí dio por acreditados todos los ilícitos que se le imputan. 

En todo caso, la fiscal Chong anunció que se analizarán los fundamentos entregados por la magistrada para rechazar la prisión preventiva y presentar un recurso a la Corte de Apelaciones de Santiago, con el fin de obtener la medida cautelar más gravosa. Lo mismo señaló el fiscal Emiliano Arias, para lo cual cuentan con cinco días de plazo. 

Por su parte, el abogado del Servicio de Impuestos Internos, Manuel Navarrete, querellante en la causa, dijo que la resolución de la jueza es "contundente", en el sentido de que acogió todos los presupuestos materiales de los delitos expuestos en las audiencias. 

Finalmente, el abogado Mauricio Daza, de la ONG Ciudadano Inteligente, también querellante, se mostró satisfecho con la parte de la decisión de la magistrada en que da por acreditados todos los delitos, pero mostró su extrañeza por el rechazo de la prisión preventiva. 

Según dijo, es incomprensible que la jueza haya comparado los delitos de Orpis con un robo con sorpresa, es decir, un "lanzazo" callejero. Daza enfatizó que Orpis cometió 75 delitos en el transcurso de 4 años y que eso no se puede comparar con un ilícito callejero. 

La magistrada rechazó la prisión preventiva de Orpis y sólo le impuso las medidas cautelares de arraigo domiciliario total y arraigo nacional. El desaforado senador fue formalizado por cohecho, fraude al fisco con las asignaciones parlamentarias y delitos tributarios. 

PUB/SVM