Edgar Mauricio Pinto, ex ejecutivo del Grupo Cruzat formalizado en octubre 2015 por fraude económico, logró evitar el juicio oral y tras aceptar los hechos que se le imputan conseguirá un procedimiento abreviado que le permita negociar con el Ministerio Público una pena no superior a los cinco años. 

Pinto es acusado de la realización de contratos "forward" o "a futuro", los cuales fueron usados para generar falsas pérdidas y a través de esto conseguir millonarios bonos para altos ejecutivos.

La práctica fue realizada entre 2009 y 2014 y benefició a los grupos Penta y Cruzat a través de un fraude estimado en dos mil millones de pesos.

El octubre de 2015, Pinto fue formalizado por delito tributario junto a otros doce ejecutivos, en aquella oportunidad fue la única persona que recibió la medida cautelar de arresto domiciliario total. 

El octavo juzgado de garantía de Santiago fijó la audiencia para el próximo 29 de abril, momento en que se discutirá el procedimiento abreviado contra Edgar Pinto.

 

PUB/SVM