Luego de seis meses de investigación, el Servicio de Impuestos Internos (SII) ya calculó el monto del perjuicio fiscal provocado por los involucrados en el caso Penta. El ente recaudador estimó que el dinero que perdió el fisco producto de los delitos tributarios cometidos eventualmente por los principales investigados es de $4.542 millones.

Según informa El Mercurio, la suma se consiguió luego de un análisis solicitado por el ex fiscal nacional, Sabas Chahuán y que habría considerado el daño fiscal provocado por los denunciados entre el 29 de julio de 2014 y el 19 de junio de 2015. 

El medio escrito indica que entre los 27 contribuyentes que se investiga, al menos 25 habrían generado un daño al Estado.

En ese sentido, quienes más perjuicios provocaron fueron los propietarios de las empresas Penta, Carlos Alberto Délano (con $357.423.805 millones), Carlos Eugenio Lavín (con $394.133.200) y Hugo Bravo (con $77.481.447). Cabe señalar que los tres fueron altos ejecutivos del holding que además de modificar la información que entregaron al SII, también habrían financiado campañas políticas al borde de la ley.

Finalmente, también se indica que otros entes también generaron daño a las arcas fiscales, tales como las empresas CB Consultorías y Proyectos S.A. (con $1.239.231), Empresas Penta (con $865.434.844) e Inmobiliaria Los Estancieros (con $449.551.466), entre otros.

PUB/JLM