Una agitada llegada a la Fiscalía Nacional fue la que tuvo Marco Enríquez-Ominami. El ex candidato presidencial visitó este lunes las dependencias de este organismo luego de meses de aplazar la audiencia en donde iba a ser consultado en calidad de imputado por el caso SQM. De esta manera, cuando ingresó a las dependencias del organismo percutor, se encontró se encontró con una decena de militantes del PRO realizando un “banderazo” en su respaldo. 

El ex candidato presidencial ingreso en su vehículo al subterráneo del edificio y aunque fue gentil con los medios que lo siguieron hasta el sector de los ascensores, no emitió declaraciones. 

ME-O estuvo acompañado por un grupo de sus adherentes, quienes dijeron que el ex candidato aclarará toda la situación, recordando que no existe ligazón directa de él con el ex controlador de la minera no metálica Julio Ponce Lerou. 

Según lo informado, la declaración de ME-O será tomada por los fiscales Carmen Segura y Emiliano Arias. El nuevo responsable de la causa, el fiscal regional de Valparaíso, Pablo Gómez, anunció el pasado viernes que no participará en el interrogatorio. 

Marco Enríquez-Ominami está supuestamente involucrado en el caso SQM por la emisión de 33 facturas ideológicamente falsas, por parte de la empresa de Warner, por asesorías que no realizaron y que alcanzan a los 362 millones de pesos. 

PUB/JLM