El fiscal a cargo del caso SQM, Pablo Gómez, aseguró este martes que en las investigaciones que lleva el Ministerio Público no existe un “sesgo político” en contra de algún sector o colectividad en particular.

“Son 19 las aristas que importa la causa SQM, evidentemente los tiempos son distintos. Acá no hay un sesgo político de que vamos a trabajar una línea de investigación en desmedro de otra", señaló Gómez en entrevista a T13 Radio.

“Avanzamos en la medida en que la información que se recaba nos permita sostener la imputación. Todas las personas que aparecen como investigadas están siendo sujetos de diligencias”, añadió.

Asimismo, el fiscal no descartó que en las próximas semanas puedan haber nuevas formalizaciones en el marco del caso SQM.

“Avanzamos en una investigación compleja. En la medida en que tenemos antecedentes suficientes como para dar a conocer la investigación a las personas investigadas, lo vamos a solicitar", manifestó el fiscal Gómez.

Por otro lado, se refirió a la decisión de formalizar al ex ministro Pablo Longueira en el marco de la investigación por presunto cohecho que la Fiscalía lleva en su contra y cuya audiencia se desarrollará el próximo 1 de junio.

"Reunimos los suficientes antecedentes que nos permitían pedir la audiencia para que él tomara conocimiento detallado y acabado de los hechos de la investigación. La formalización como acto de garantía le permite al imputado conocer el detalle de la investigación", detalló Gómez.

"El delito de cohecho está establecido en la ley y este habla de beneficios para sí o para un tercero, en el sentido de que no necesariamente el beneficio económico puede ser percibido por el propio agente sino también por un tercero. El contenido de la imputación tenemos que hacerla en la audiencia", explicó.

Respecto a la apelación al sobreseimiento de la causa en contra del ex senador Carlos Ominami, el fiscal regional de Valparaíso aseguró que "hemos esgrimido tanto en la audiencia como en el recurso de apelación, un conjunto de argumentos que nos permiten afirmar que la acción no estaría prescrita, ya que ésta se interrumpe si sigue el proceso del imputado”.

“La Fiscalía ofició al Servicio de Impuestos Internos en abril (de 2015), desde ahí existe una imputación específica y por lo tanto el plazo podría haberse interrumpido. La defensa tiene una interpretación que ha sido sostenida por el Tribunal de Garantía, pero nosotros tenemos una visión distinta vamos a llevar esto a la Corte de Apelaciones quien tendrá que definir”, enfatizó el fiscal.

En esa línea, Gómez señaló que la fiscalía ha actuado con celeridad, pero recriminó al Servicio de Impuestos Internos no haber presentado el recurso en contra del ex senador socialista.

"Hubiéramos querido que el SII hubiera puesto la querella cuando nosotros lo requerimos en el mes de abril del año pasado", aseveró el fiscal.

“En materia tributaria se requiere la intervención de Servicio de Impuestos Internos, sin embargo el Servicio de Impuestos Internos ha puesto en manos de la Fiscalía ciertos hechos que configuran un delito tributario. A partir de ahí hemos iniciado investigaciones que incluye gente que no estaba integrada en un principio”, sentenció.

PUB/CM