Una veintena de personas ligadas a la Unión Demócrata Independiente (UDI) fueron formalizadas esta mañana en el Octavo Tribunal de Garantía de Santiago, en el marco de la investigación que se abrió en su contra por el caso SQM. La mayoría de ellas enfrenta cargos por delitos tributarios. 

Entre los imputados se encuentra Marisol Cavieres, histórica secretaria de la UDI, quien no sólo emitió boletas ideológicamente falsas, sino también facilitó estos documentos a la minera no metálica. 

Cabe recordar que de acuerdo a la contabilidad de SQM, esos documentos fueron emitidos entre los años 2009 y 2013, y suman en total: $246 millones 944 mil 423. 

Entre éstos, hay 30 boletas emitidas por Carlos Gustavo Sepúlveda Espinoza, junior del partido, por un total de $87 millones 277 mil 769; y de su esposa, Mónica Gajardo Córdova, con 15 boletas por $75 millones 222 mil 217. Ambos suman: $162 millones 499 mil 986. 

Asimismo, el esposo de la secretaria, José Hormazábal López, emitió cuatro boletas dirigidas a SQM por $19 millones 222 mil 221 en 2012. 

En tanto, la periodista Lily Zúñiga Flores emitió boletas a Soquimich cuando era jefa de prensa de la UDI, dijo a La Tercera que "no, no hubo servicios prestados". 

La profesional mostró mostrar copias de tres boletas emitidas en 2014 a la Cámara de Diputados, por concepto de asesorías externas para la diputada UDI Claudia Nogueira. 

“Cuando se me piden las boletas, que fueron solicitadas por el señor Gonzalo Cornejo (marido de Nogueira y ex alcalde de Recoleta), fue con la justificación de que ella necesitaba plata para pagarle a una especie de promotoras, que eran unas señoras que trabajaban en el área territorial y que hacían la difusión de sus dípticos en fechas que no son campaña”, dijo. 

Las boletas son tres: la número 97, emitida el 6 de mayo de 2014 por el monto bruto de $ 1.089.547; la número 98, extendida al mes siguiente por $ 1.555.226 y la última, del 4 de julio, también por $ 1.555.227.

PUB/CM