El escándalo generado por el financiamiento ilegal de la política en su arista SQM cobra una nueva víctima. Se trata de Gonzalo Juan Molina Ariztía, abogado y miembro del Consejo Directivo del Servicio Electoral quien presentó este jueves su renuncia al cargo.

"Estoy renunciando voluntariamente a mi cargo de consejero pensando que interpretaciones descontextualizadas de los hechos pudieran afectar la actividad normal del servicio en estos momentos tan delicados del país", señaló el comunicado. 

Con estas palabras, el abogado ligado por más de veinte años al colegiado de su profesión puso punto final a su intervención en la entidad pública.  

Molina es uno más de los treinta sujetos que fueron parte de la querella presentada por el SII como presuntos emisores de boletas ideológicamente falsas. En el caso del renunciado consejero, a este se lo liga como boletero de 61 facturas por un total de 131 millones de pesos a través de la Corporación de Asuntos Públicos. 

PUB/SVM