Este lunes es un día clave para los imputados en el Caso Tsunami, porque desde las 09:00 horas en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago se revisarán las salidas alternativas al que habría llegado la fiscalía con los acusados. 

Familiares de las víctimas de la fallida alerta de maremoto ya se encuentran en el Centro de Justicia a la espera del comienzo de la audiencia para manifestar su molestia por el acuerdo impulsado por el fiscal regional Oriente, José Luis Pérez Calaf. 

El acuerdo, que considera una salida alternativa y la suspensión del proceso, establece el pago de 245 millones de pesos de indemnización por parte del ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende, la ex directora de la Onemi, Cármen Fernández, el ex jefe del Centro de Alerta Temprano de la Onemi, Johaziel Jamett, y los marinos del SHOA; Andrés Henríquez, Mariano Rojas y Mario Andina. 

Los imputados además tendrán que leer una carta en la que no necesariamente deberán pedir perdón. El acuerdo establece además que los imputados deben financiar un seminario sobre terremoto. 

El acuerdo establece en particular el pago de 80 millones por arte de Patricio Rosende, mientras que el pago de Fernández llega a los 40 millones y de 5 millones para Jamett. 

El resto de los imputados, deberán pagar un total combinado de $40 millones. 

PUB/NL