Poco a poco el Gobierno va llegando a acuerdo con las localidades chilotas aquejadas por la catástrofe zoosanitaria que aqueja a la región de Los Lagos y que ha mantenido a la isla bloqueada por más de dos semanas. Durante este miércoles, el ejecutivo logró llegar a acuerdo con los dirigentes de Quemchi, una de las tres comunas que aún permanecían movilizadas.

Según relató a Publimetro el dirigente Pascal Uribe, la negociación logró llegar a buen puerto tras el aumento en el número de beneficiados, así como por la promesa de generar un plan de empleo -por medio sueldo mínimo- para quienes no entren en la bonificación económica de 750 mil pesos. 

De acuerdo al dirigente se logró aumentar el número de fichas para la inscripción de quienes fueron damnificados por la marea roja, sumando cincuenta familias a las más de 900 consideradas en primer momento. Misma gestión se solicitó para quienes eran considerados dentro de los más vulnerables, a los cuales se les cancela el bono y que finalmente llegarán a ser más de 420 personas.

Nuevo logro del ejecutivo en las negociaciones, las que ahora se concentrarán en las comuna de Ancud y Quellón, zonas más afectadas por la mortandad y con mayor número de damnificados, en donde la principal y discordante demanda es aumentar a 900 mil la ayuda económica del Estado.

PUB/SVM