Nada de humo blanco. Pese al primer diálogo entre el Gobierno y los afectados por la mortandad pesquera en el sur, el ejecutivo descartó subir el monto del bono ofrecido, punto esencial en la demanda social. 

La reunión fue encabezada por el ministro de Economía Luis Felipe Céspedes, y contó además con el intendente de Los Lagos Leonardo de la Prida, el subsecretario de Pesca Raúl Súnico y el director nacional de Sernapesca José Miguel Burgos, sin embargo, por parte de los pescadores sólo asistieron representantes de las localidades de Calbuco y Maullín, ya que los dirigentes de Chiloé decidieron no viajar. 

Pese a no acudir a la reunión, los pescadores chilotes aseguraron haber conversado con las autoridades por videoconferencia.

"No nos trajeron ninguna noticia nueva a la que nos entregó el intendente ocho días atrás", afirmó, en conversación con Publimetro, Jaime González líder de la isla en la mesa de negociaciones . 

Otro punto de descontento según González, corresponde a la selección de los damnificados.

El dirigente afirmó que las autoridades indicaron que entregarán ayuda sólo a quienes se encuentren en los listados de Sernapesca, sin embargo, González aseguró que en Chiloé "el registro es sólo de las embarcaciones", comentando que los pescadores, buzos y asistentes no tienen registro, por lo que "estas personas están automáticamente afuera".

Sin embargo el dirigente fue enfático en manifestar que "no queremos migajas acá". Esto con relación al bono de cien mil pesos que ofrece el Gobierno. 

Este jueves se reanudarán las conversaciones, estas lideradas por el ministro Céspedes, quien permanece en la zona. 

PUB/SVM