La pesca artesanal afectada por la marea roja dio luz a la unidad. Luego de una serie de demostraciones que evidenciaban falta de coordinación entre las caletas y localidades damnificadas, este miércoles los dirigentes se reunieron y consolidaron sus exigencias. 

Un delegado presidencial con "amplias facultades de decisión para comenzar la elaboración de una política de estado para apoyar a la pesca artesanal en el país". Requisito que calificaron como indispensable para deponer la manifestación. Previa designación del representante, los dirigentes evaluarán junto a las bases el fin de los bloqueos.

Otro punto refiere a la composición de una mesa de trabajo que integre al nuevo delegado, pescadores artesanales, intendente regional, alcaldes de comunas afectadas, diputados y senadores por la zona. Su objetivo, plantean, "crear una nueva política de estado" que resuelva la crisis.

Por último, solicitaron un bono extraordinario que no discrimine entre pescadores formales e informales. 

PUB/SVM