La alcaldesa electa de Maipú, Cathy Barriga, dio a conocer este viernes los entretelones de su victoria en las pasadas elecciones municipales, relatando además que ha padecido diversas experiencias complejas durante su vida.

En entrevista con La Segunda, agradeció el apoyo de los vecinos de la comuna del sector poniente, señalando que "ellos nos consideran maipucinos y saben que trabajamos por ellos. Cuando fui elegida Core me di cuenta".

Además, señaló que su suegro Joaquín Lavín, quien ganó los comicios en Las Condes, todavía le debe una cena por su victoria.

"Él tiene una carrera muy intensa. Cuando decidimos casarnos con Joaquín, le dije que nunca quería terminar trabajando así, tan desligado de la familia; yo vengo de una muy aclanada, unida por el cariño, el abrazo, el juntarse", expresó.

En otro ámbito, Barriga reveló detalles de su vida cotidiana, afirmando que "soy la única mujer en la casa y, a veces me sobrecargo por una cuestión de cariño, de ser la mamá y la que se levanta primero. Pero soy súper feminista, he vivido distintas etapas en mi vida: fui mamá soltera, luché por una pensión alimenticia, he sido víctima de violencia intrafamiliar y de bullying, escenarios duros me han fortalecido".

"Siempre me ha gustado el rosado, pero mi familia es de hombres, tengo cuatro hermanos que son padres sólo de hombres y, tres hijos de 18 y 6 años y de 6 meses. Juego a la pelota, a los autitos, al playstation", concluyó.

PUB/CM