Una querella por estafa contra quienes resulten responsables presentó este viernes el empresario Gonzalo Vial Concha en el marco del caso Caval.

Cabe recordar que el hombre de negocios era cliente de la sociedad conformada por Natalia Compagnon y Mauricio Valero, quienes obtuvieron ganancias por un monto de $1.200 millones por concepto de asesorías.

Según consigna La Tercera, el empresario aseguró que los pagos se debieron a “análisis de proyectos mineros, de puertos y también por diversos estudios comerciales en relación a un terreno de 24 hectáreas que tengo en Rancagua”.

Pese a esto, Vial manifestó en declaraciones posteriores que en el marco de las mencionadas asesorías se le entregó una serie de documentes los cuales “pueden ser parte de un engaño, cuyo único propósito era obtener dinero por parte de mis empresas”.

PUB/CM