El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una querella criminal ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago contra todos aquellos que resulten responsables de los delitos de fraude al fisco por las millonarias pensiones que se dieron en Gendarmería. 

Si bien el libelo no está dirigido a alguna persona específica, en la descripción de los hechos del documento se cita como ejemplo el caso de Miryam Olate, ex esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS). 

De acuerdo al CDE, según consignó La Tecera, “al interior de Gendarmería, y tal como consta en la carpeta investigativa, se han realizado una serie de maniobras orientadas a la obtención fraudulenta de pensiones abultadas que exceden el tope legal (…) esto se ha veridicado sin cumplir por lo demás con los requisitos que para su otorgamiento ha dispuesto la ley, generando un perjuicio cuya determinación deberá ser establecida en la presente investigación”.

El escrito agrega que "la señora Olate Berríos, entre otros funcionarios, no cumplía con los requisitos para ser imponente de esa caja previsional, instruyéndose al efecto que aquella debía remitir las erogaciones recibidas de Gendarmería de Chile de esa servidora a la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) que la Superintendencia de Pensiones señalase”. 

El Ministerio Público lleva investigando hace tres meses las abultadas pensiones a algunos funcionarios de la institución, la cual está a cargo de la fiscal centro norte, Tania Sironvalle. 

La causa se inició tras una querella presentada contra Olate por recibir como jubilación una suma mayor a 5 millones de pesos, sin cumplir los requisitos. Este hecho llevó a una crisis política que llevaron a la salida del director de Gendarmería en ese entonces, Tulio Arce. 

PUB/CF