El Consejo de Defensa del Estado, (CDE) solicitó a la Corte de Apelaciones de Santiago que se reabriera el Caso Riggs, luego que se conociera una irregularidad con el origen, venta y destino de las propiedades de la fundación Cema Chile, presidida a perpetuidad por Lucía Hiriart, la viuda de Augusto Pinochet. 

Según informa The Clinic Online, el caso busca apelar a la resolución del 34ª Juzgado del Crimen de Santiago que rechazó analizar el caso, que está cerrado desde 2013, luego que se conociera una venta de terrenos que había sido donado por el municipio de Chillán a la Fundación Cema Chile y que esta vendió por más $760 millones. Este terreno estaba fuera de los 138 propiedades que habría entregado o donado el Ministerio de Bienes Nacionales y sugiere que la fundación podría tener más de estos predios a su favor, sin que se le conociera su origen. 

En el escrito al que tuvo acceso el medio online indican que “en los flujos originados en las venas de propiedades, se detectan diferentes entregas de dinero a familiares directos de Lucía Hiriart, situación que evidentemente escapa a los objetivos de la entidad”. 

“Además, puede colegirse que dichas entregas pudieron ser incluso por montos mayores en aquella época en que no se tienen los registros contables, quedando claro que la señora Hiriart utilizaba la fundación para sus propios intereses”, dice el escrito.

Cabe recordar que una investigación reciente realizada por Ciper Chile indicó que la fundación obtuvo más de $6.300 millones por operaciones de venta de terrenos que no estaban reconocidos por el Ministerio de Bienes Nacionales y cuyo origen se desconoce. Esto sería producto de una irregularidad a la hora de obtener tales predios. 

¿Cuál es la relación con el caso Riggs?

En 2004 se inició una investigación en contra de la familia Pinochet luego que se descubriera que el ex dictador tenía una cuenta en el Banco Riggs, con dineros que provenían de desvíos fiscales y malversaciones. 

En ese contexto, se investigó además el vínculo de esos dineros con la fundación Cema Chile y tres magistrados distintos analizaron la materia. Así, en 2013, tras casi diez años de investigación, el ministro en visita, Manuel Valderrama, sobreseyó el caso. 

PUB/JLM