El terremoto y maremoto que afectó Chile en 2010, y que tuvo una magnitud de 8.8 es recordado como un de los más grandes en la historia del planeta.

Es por este motivo que, en la conmemoración del 27F, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (Pacific Tsunami Warning Center [PTWC]), uno de los dos centros de alerta de tsunamis de Estados Unidos, publicó un nuevo y perfeccionado modelo de lo que ocurrió esa fatal madrugada en gran parte del mundo.

La PTWC, gracias a la observación del comportamiento marítimo registrado en sus sensores DART, que lograron captar la variación de los niveles marítimos, pudo decretar alerta temprana de tsunami para el estado de Hawaii y el resto de los 43 países que se se encuentran en la zona monitoreada.

El PTWC puede crear animaciones históricas de los tsunami usando la misma herramienta que utilizan para la determinación de riesgos de tsunamis en tiempo real para cualquier evento similar hoy en día: el pronóstico en tiempo real de los tsunamis (RIFT, por sus siglas en inglés).