Un gran debate fue el que provocó la decisión del Gobierno de no incluir los centros de formación técnica e institutos profesionales en la gratuidad, a pesar de que un gran número de becas fueron puestas a disposición de los estudiantes que decidan cursar una carrera técnica.

Pero con el fin de equiparar las condiciones para algunos estudiantes, el Centro de Formación Técnica Pro Andes ofrece entregarle gratuidad a todos sus alumnos que reciban una beca Nuevo Milenio

El CFT de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) generó becas complementarias  para el año 2016 que benefician a sus futuros estudiantes que quieran cursar una carrera y provengan de los primeros siete deciles socioeconómicos de la población nacional, es decir en cuyo hogar no se perciba un ingreso por persona superior a $ 250.663, y que sean adjudicatarios de las Becas Estatales.

Pensando en el gran futuro que les depara ante el déficit de especialistas técnicos de nivel superior, los jóvenes que aspiran a obtener un título pueden hacerlo postulando a la beca Nuevo Milenio, cuyo plazo se extiende desde el 9 de febrero hasta el 21 de marzo. El compromiso es entregar estudios gratis asumiendo el copago para todos aquellos estudiantes que sean beneficiados con una beca estatal.

“Uno de nuestros principales objetivos y fundamentos como Centro de Formación Técnica es cumplir un rol social y formar técnicos de calidad. Y ante el actual escenario creemos que es justo que nuestros alumnos que traen becas estatales estén en las mismas condiciones que el resto en miras a su futuro”, manifiesta Barham Madaín, presidente del directorio de ProAndes.

La educación técnica en Chile se constituye como un área a potenciar con urgencia debido al déficit de especialistas en la industria y la sobrepoblación de universitarios. Entre los beneficios a destacar para ingresar a una carrera técnica se encuentra los altos índices de empleabilidad existentes en el mercado y la oportunidad de obtener un título a costo cero en pocos años de estudio.

PB/MC