El gobierno la Presidenta Michelle Bachelet fue el mayor damnificado ante los resultados de la encuesta CEP de agosto de 2016. Sus cifras fueron históricamente negativas y las reformas emblemáticas que ha impulsado La Moneda tampoco se escaparon a este rechazo.

El 56 por ciento de los consultados por la herramienta más prestigiosa del país calificaron como "muy negativa" la reforma educacional que, en buena parte, aún se encuentra en tramitación en el Congreso.

Mientras que un 51 por ciento calificó como "muy negativa" la reforma en el área laboral que ya fue aprobada por el Parlamento y que ahora solo resta su promulgación para que comience a regir.  

PUB/AOS