La encuesta del Centro de Estudios Públicos de agosto 2016 dada a conocer este viernes dio un nuevo remezón a la clase política chilena y demostró que la corrupción no es un tema menor dentro de las preocupaciones de la ciudadanía. 

Dentro del Estudio Nacional de Opinión Pública julio-agosto 2016, la preocupación por la corrupción fue el ítem que mostró mayor alza desde 2015 y desplazó a educación del tercer puesto del listado. 

Este punto, en comparación con las dos últimas encuestas realizadas por la institución, mostró una considerable alza de 12 puntos con respecto a su antecesora de noviembre de 2015, fecha en que llegó al 24 por ciento y se ubicaba quinta entre las preocupaciones, y 11 por ciento enfocada en la evaluación de agosto del año pasado.

Según Fernando García Naddaf, director del Magister de Política y Gobernabilidad de la Universidad Diego Portales, el aumento de la preocupación por la corrupción se debe a que "hay una mayor visibilidad de los escándalos políticos asociados a esto", y explica  que "no es un caso que se de solo en Chile, pasa en todo el mundo, se están mostrando estas situaciones debido al aumento de información".

Sin embargo, el experto asegura que la situación nacional se argumenta en "toda una debacle, un espiral de casos que venimos viendo en Chile desde hace un par de años, como es Corpesca, SQM y Caval".

Otro ítem relacionado eN la CEP, indica que un 80 por ciento de los encuestados creen que bastantes o casi todos los políticos están involucrados en hechos de esta índole.

En opinión de García Está "es la parte más delicada" dentro del panorama de crisis en la clase política civil del país.

"La gente está haciendo un contagio de todos los actores políticos más relevantes. El contagio es peligroso porque deja un espacio muy importante para aquellos personajes que no son políticos profesionales, sino que vienen desde otros ámbitos. Es decir, se abren espacios para discursos populistas que pueden ser más riesgosos de lo que tenemos hoy", sostuvo.

Además, el académico responsabilizó a la propia ciudadanía de no hacerse cargo de esta situación  "Estamos pidiendo que la clases política asuma el tema pero estamos haciendo poco por cambiarlo", aseveró.

"Estas cosas sólo se cambian porque la gente llegue y las cambie,  no por que la elite política venga y lo haga. Porque no tienen interés en hacerlo. Ellos van a tratar que las cosas se mantengan como están. Pero si la gente no va a votar no hay forma de cambiarlo", afirmó.


 

PUB/SVM