De acuerdo a los resultados de la última entrega de la encuesta CEP, uno de los temas que trató el sondeo correspondiente a los meses de julio y agosto de este año es la percepción de las personas en relación con el movimiento estudiantil, donde al momento de pedirles evaluar a los estudiantes del 1 al 7, tomando en consideración que el 1 es pésimo y 7 es excelente, el promedio fue de un 3,85. 

El promedio rojo de los estudiantes reflejó que los porcentajes se agruparon en las notas mínimas con un 37% evaluó desde el 1 al 3, mientras que el 34% decidió que se merece desde un 5 a un 7, y la nota mínima del 4 logró un 25% de las preferencias. 

La nota roja del 3,85 para los estudiantes fue tomada con calma por la vocera de la Confech, Camila Rojas, quien señaló a Publimetro que la visión que tienen las personas está sesgada por los hechos de violencia que se han producido en las últimas movilizaciones a lo largo del país.

“El tipo de pregunta apunta principalmente a las formas de manifestación y nosotros hace un tiempo ya tenemos claro que existen personas que están en desacuerdo con las movilizaciones con tomas e incluso los paros, por lo tanto viene a corroborar la situación que ya sabíamos y como Confech ya estamos variando las formas de movilización”, enfatizó la vocera de la Confech. 

Además del bajo promedio para los estudiantes de todos los niveles, el sondeo preguntó por la aprobación con las formas de manifestación que han mostrado los estudiantes, analizando dos aspectos escenciales como las marchas y tomas en los distintos establecimientos educacionales. 

Al ser preguntados por las organizaciones de las marchas como método de protesta, un 41% se mostró en desacuerdo, lo que aumentó en seis puntos con respecto a la misma pregunta sondeada en el año 2011 cuando se vivió el otro movimiento estudiantil, porcentajes que también se visualizó con porcentajes mayores fue el 68% de rechazo a que “los estudiantes se tomen los colegios y universidades como forma de protesta”, lo que aumentó en siete puntos desde el 2011. 

Según agregó la representante estudiantil, desde la Confech llevan varios meses analizando el tema de cómo expresan su descontento con las reformas que se están implementando en este segundo mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, por lo que las marchas familiares son la idea más próxima con la que continuarán. 

“Hemos hecho la evaluación de ir variando, sin duda nosotros nos tenemos que hacer cargo también por eso hace un tiempo hemos ido generando variaciones, por eso son las ideas de las marchas familiares los domingos que vienen desde el mes de junio y que la repetiremos el 4 de septiembre por el endeudamiento en la educación (…) Este año ha sido más evidente el rechazo a las formas de movilización por los graves hechos que ocurrieron como la muerte de Eduardo Lara o lo que pasó con el Cristo en la Iglesia de la Gratitud Nacional que terminan afectando la legitimidad del movimiento”, aseveró Camila Rojas.