El 67% de los municipios de la Región Metropolitana se encuentran adscritos al Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM), el que busca la integración del factor ambiental a los gobiernos locales, en sus procedimientos internos y en la participación activa de los vecinos respecto de materias asociadas a la protección del ambiente. 

Lo que se busca es que los municipios cuenten con las herramientas para fortalecer la gestión ambiental, por lo que el SCAM se transforma tanto en un mecanismo de apoyo, como en un agente fiscalizador del cumplimiento de las acciones ambientales. 

Cada año nuevos municipios se suman a esta tendencia verde y en esta oportunidad serán 15 los que tendrán la certificación en cada uno de sus tres niveles. 

En esta línea, la comuna de Curacaví recibirá su certificación en nivel básico, el que implica que están dando los primeros pasos en materia ambiental, a través de la elaboración de estrategias para integrar este factor a su quehacer. 

Por su parte los municipios de San Pedro, Lo Prado, Independencia, Estación Central, Quinta Normal y Quilicura, recibirán la certificación en nivel intermedio, lo que implica la puesta en marcha de proyectos y estrategias de incentivo al reciclaje, además de políticas de eficiencia hídrica y energética, entre otras cosas. 

Finalmente, los municipios que serán certificados con excelencia -Puente Alto, La Florida, San Joaquín, Lo Barnechea, Renca, Paine, Providencia y recoleta- son aquellas que ya tienen los planes ambientales en ejecución. 

Al respecto, el ministro de Medio Ambiente Pablo Badenier indicó a Publimetro que "el sistema de certificación ambiental de municipios se creó en 2009 y se ha transformado en un excelente instrumento que fortalece la gestión de los municipios. Es una política pública cuyo valor ha sido ampliamente reconocido incluso por estudios, y en definitiva las comunas certificadas ambientalmente manifiestan un mayor nivel de desarrollo de la gestión ambiental, en comparación con aquellas que no son parte del sistema".

"La certificación ambiental le permite a los municipios instaurar un modelo de gestión donde los procedimientos, servicios, el personal y la infraestructura, entre otros, integran el factor ambiental bajo estándares internacionales de políticas públicas relativas al reciclaje y la protección de la biodiversidad, por citar algunos ejemplos", enfatizó.

La experiencia de los municipios

Para la municipalidad de Providencia, obtener la certificación en nivel de excelencia este año es un gran avance. “La certificación SCAM es parte de nuestros lineamientos estratégicos”, relata la alcaldesa Josefa Errázuriz a Publimetro

“Gracias a un profundo trabajo, donde más del 70% de las y los funcionarios de la Municipalidad se han capacitado en diversos temas ambientales, sumando el apoyo y trabajo del Comité Ambiental Comunal y la participación ambiental ciudadana, hemos logrado este 2016 alcanzar la excelencia del SCAM, certificación que pone un sello al trabajo colaborativo, integrador y responsable en materia de sustentabilidad”, sentencia. 

“Antes de la certificación Ambiental SCAM, la gestión ambiental local del Municipio estaba enfocada a los procesos y dependencias certificadas bajo la Norma ISO 14.0001, pero faltaba la integración transversal del componente ambiental a todo el Municipio y sus funcionarias y funcionarios. Esta certificación nos permite trabajar en una gestión planificada, de forma holística, donde la orgánica municipal, la infraestructura, el personal, los procedimientos internos y los servicios que presta el municipio a la comunidad integran el factor ambiental en su quehacer diario”, agrega la autoridad. 

Por su parte, el titular de Independencia, Gonzalo Durán comenta a Publimetro que “cuando asumimos esta gestión en 2012 no existía nada en materia ambiental. Sin embargo nosotros quisimos dar un foco especial en promover prácticas sustentables”. 

“En sólo tres años hemos logrado la certificación básica e intermedia y ahora nos encontramos postulando a la fase de excelencia, con proyectos pioneros como el reciclaje de aceite de fritura, plumavit y punto limpio móvil”, acotó.

PUB/CM