Juan Emilio Cheyre, ex comandante en Jefe del Ejército procesado como cómplice y encubridor de 15 homicidios en el caso Caravana de la Muerte La Serena, ocurrido en octubre de 1973, obtuvo permiso especial para viajar a Colombia el próximo 30 de septiembre para observar actividades del proceso de paz entre el gobierno de esa país y las FARC. 

El abogado de Cheyre, Jorge Boffil, presentó la solicitud señalando que su representado “se ha desempeñado activamente durante los últimos años en la observación y seguimiento del proceso de paz y profundización democrática que (ha) experimenta(do) Colombia. Así consta, entre otras cosas, en numerosas publicaciones y columnas de opinión de su autoría, sobre la materia”. 

En ese contexto, Cheyre requirió la autorización para viajar a la ciudad de Bogotá, Colombia, entre los días viernes 30 de septiembre y lunes 10 de octubre de 2016, ambas fechas inclusive. El ex militar chileno podrá estar presente el próximo domingo 2 de octubre cuando se desarrolle el plebiscito en el que los colombianos deberán tomar la decisión de apoyar o rechazar los acuerdos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), con el que se pone fin a 52 años de conflicto armado. 

Cheyre, como ex director del Centro de Estudios Internacional de la UC, estuvo siempre muy preocupado por el tema y se refirió públicamente al proceso en diversas ocasiones y mediante columnas de opinión en diversos medios. 

De esa forma, el miércoles pasado el ministro en visita extraordinario para causas por violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, accedió a la solicitud previo pago de una fianza de un millón de pesos. 

El pasado 7 de julio, el ministro Carroza procesó y ordenó la detención de Cheyre por su responsabilidad en los homicidios calificados tras el paso de la comitiva militar dirigida por el general Sergio Arellano Stark en el regimiento Arica de La Serena en octubre de 1973. Cinco días después logró la libertad bajo fianza con el pago de una fianza también de un millón de pesos.

PUB/CM