En los próximos días de mayo la Presidenta Michelle Bachelet promulgará la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida al Productor, lo que representan un avance sustantivo para aumentar los niveles de reciclaje en nuestro país.

La experta internacional Mariela Formas, gerente de la consultora alemana Reclay, que asesoró al Ministerio del Medio Ambiente en la creación de esta ley, comenta con Publimetro sus alcances  y su completa implementación para 2018, año el que se proyecta que sólo en la RM se generen 4 millones de toneladas de residuos domiciliarios, de los cuales un 50% serán potencialmente reciclables.

¿Cuáles son las principales implicancias que tiene para nuestro país la publicación de esta Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida al Productor?

-Esta nueva ley es de las políticas públicas que le cambiarán la imagen a nuestro país, puesto que introduce el concepto de transformar residuos en recursos.

La basura que todos generamos va a pasar de ser un tema que “desaparece” en el minuto que el camión recolector pasa por la puerta de la casa o empresa a ser una responsabilidad de todos los actores de la cadena –desde productores a consumidores, pasando por municipios y gestores- para que la fracción de residuos con potencial reciclable no termine en los rellenos sanitarios, sino que vuelva al ciclo productivo convertido en materia prima, con todos los beneficios ambientales que ello implica.

Esto es así porque la Ley REP establecerá a productores e importadores metas de recolección y valorización de los residuos que se generan al final de la vida útil.
Por esto, un tema no menor será la participación ciudadana y, en relación con eso, el mayor desafío será posterior: educar a los consumidores hacia el uso de productos reciclables.
 
¿Cómo ha sido su implementación en otros países, respecto del cambio cultural que demanda por parte de la ciudadanía?

-Chile será el primer país latinoamericano en implementar este tipo de legislación. Existen experiencias incipientes en Brasil y Colombia pero no con las directrices y los cambios estructurales que tiene la ley chilena. Esta ley se ha basado en la experiencia exitosa de diversos países, entre ellos España y Alemania.

Si uno mira la experiencia española, ésta ha sido un buen aprendizaje para nuestra ley. La norma chilena ha puesto énfasis en el incentivo a la libre competencia para que no se generen los monopolios naturales que se formaron con la implementación de la ley REP en España hace más de 10 años y que posteriormente se fueron modificando producto del aprendizaje.

¿Desde su experiencia internacional cómo ve a nuestro país en cuanto a índices de reciclaje se refiere?

-Si miramos las tasas de reciclaje de países que han implementado esta ley, se observan tasas de reciclaje en general superiores al 70%. Por ejemplo, en la actualidad la tasa en Alemania ronda el 80%, en Francia el 66% y en España el 67%, en tanto esta cifra alcanza el 96% en Austria.

En cambio, Chile cuenta con tasas de reciclaje bastante bajas a nivel hogares, con sólo un 3%, mientras que en industrial ronda el 60%.  Mejorar esta cifra es fundamental, sobre todo si tenemos en cuenta que Chile genera cerca de 17 millones de residuos al año, de los cuales el 48% son residuos orgánicos potencialmente compostables, y 30% son envases y embalajes potencialmente reciclables, es decir, un 80% de la basura que hoy generamos es potencialmente reciclable o valorizable. De ahí la importancia de esta ley y el desafío país que tenemos por delante.

En relación a los recicladores de base, han planteado algunos reparos en el sentido de que las grandes empresas tendrán que hacerse cargo de sus productos disponiendo containers para el reciclaje, lo que afectaría su principal materia prima. ¿Cómo se ha resuelto esta situación en países donde se ha implementado esta medida?

En ese punto hay que enfatizar que los recicladores de base son actores muy relevantes en el sistema, en especial, porque tienen la capacidad de generar capilaridad en el sistema, es decir, llegar a todos los niveles. Por lo mismo, son un elemento clave y lo seguirán siendo, más aún en un país con nuestra geografía. De hecho, su importancia para el éxito de la normativa ha sido un punto a destacar por la propia autoridad.

Finalmente, ¿cuáles son los beneficios en concreto que tiene para el medio ambiente esta ley?

-Sólo el hecho de elevar las tasas de reciclaje, en especial, en el segmento de los hogares, supone ya un beneficio importante porque permitirá reducir los residuos que se depositan en los rellenos sanitarios y, a su vez, desarrollar productos manufacturados con materiales reciclados, dándoles una segunda vida útil. Es decir, permitirá disminuir el uso de recursos naturales como materia prima, reemplazándolos por materiales reciclados, trayendo además un ahorro energético aparejado.

A ello hay que sumar que se generarán nuevos mercados para los emprendimientos que han sido difíciles de generar sin incentivos, como es el mercado del reciclaje.

Daniel Inostroza
@D_Inostroza