Tras la polémica visita que realizó estos días el canciller boliviano David Choquehuanca, el canciller nacional Heraldo Muñoz informó durante esta tarde que se determinó iniciar los trámites para revocar el convenio de visas diplomáticas entre Bolivia y Chile. 

La visita de Choquehuanca fue calificada por Muñoz como una "actitud irresponsable del gobierno boliviano que fue una visita privada y que abusó de la generosidad del pueblo chileno".

A juicio del presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Jorge Pizarro, la determinación de Cancillería "es acertada", ya que esto implica que "cada vez que una autoridad quiera venir a Chile tendrá que solicitar una visa especial, o sea tendrá que avisar que viene, el país lo autorizará en el caso de que venga en visita oficial, y a qué viene y dónde viene, para que no se repita esta parodia grotesca que han hecho estos dos o tres días que llevan acá". 

Agrega Pizarro que en ningún caso los ciudadanos chilenos y bolivianos se verán afectados, "esto no significa restricción alguna para que los bolvianos puedan ingresar al país mostrando sólo su cédula de indentidad, porque esto aplica sólo para las autoridades diplomáticas y altos cargos de gobierno". 

Consultado si esta decisión de Cancillería podría mermar la imagen de Chile ante la comunidad internacional, Pizarro asegura que no, porque "esto queda plenamente identificado luego del show que han venido a montar acá, arrogándose facultades de fiscalización que no tienen", concluyendo irónicamente que los hechos protagonizados por Choquehuanca son "como cuando un vecino entra a la casa y uno ni siquiera lo ha invitado a entrar, entonces no pueden después estar pidiendo patudamente que lo inviten a dormir". 

El intendente de la Región de Antofagasta, Valentín Volta, realizó un balance de la visita privada que realizó la comitiva boliviana liderada por el canciller Choquehuanca. Al respecto, señaló que "esta visita privada ha sido un claro fracaso, ya que ha quedado al descubierto un espectáculo mediático sobre la base de apreciaciones infundadas y falsas".

Mientras que el analista internacional, Patricio Gajardo, reflexiona que la medida tomada por Cancillería "es tardía", ya que desde su perspectiva "esta decisión debió haberse tomado antes de que Choquehuanca ingrasara a Chile, siendo más duro con esta visita inspectiva". 

"Este tema se ha utilizado mediáticamente por parte de Bolivia y no vimos a la Cancillería tomando decisiones más determinantes, hasta ahora que anuncia esta restricción un tanto tardía, pero implica darse cuenta de que no se puede dejar pasar una sitaución como esta", asegura el académico de la Universidad San Sebastián, quien señala además que "ningún país en el mundo permitiría que una alta autoridad de un país vecino realizara este tipo de visitas inspecitvas, ingresando como turistas porque no hacen las gestioens a nivel de Cancillería".

Gajardo concluye que "esta es una decisión en la línea correcta, porque ya todo lo negativo que se podría haber generado con la visita de esta comitiva se generó, y lo que es inaceptable es la actitud de las autoridades bolivianas, por lo que es irrelevante para la imagen de Chile la decisión que toma Cancillería". 

PUB / DIG